Blogia
Quieres saber lo que pienso? Pasa, lee, y sabrás cómo me siento...

Wall-e: circuitos, piezas y sentimientos

Wall-e: circuitos, piezas y sentimientos

 

Looking for Eve...

Buscando a Eva...

 

Después de unos cuantos días sin escribir ayer vi algo que me motivó a hacerlo de nuevo. Ayer por la tarde, como de costumbre estaba aburrido, así que decidí ponerme a ver una película. La primera que probé era la de: “El caballero oscuro”, pero no cargaba bien. La siguiente que vi en la lista fue: “Wall-e: Batallón de limpieza”. Tengo que decir que esta quería haberla visto en el cine, ya que no soy mucho de ver películas por internet, pero de vez en cuando alguna cae por mi reproductor de Windows. Cuando acabé la peli quedé totalmente asombrado de la que para mi es la mejor película de animación que ha existido hasta el momento. A continuación os comento porqué me asombró tanto y más detalles.

El artículo contiene trozos de la película narrados, detalles y conclusiones/reflexiones que he sacado de ella. Si aún no la has visto y quieres hacerlo, deja de leer este artículo para evitar que “te estropee” el film. El que avisa no es traidor. (Si no te importa verla desde tu PC, haz click aquí).

Bueno,  una vez dicho esto… empecemos. Como ya sabréis, Wall-e es un pequeño robot de limpieza cuya misión es limpiar la Tierra (que falta le hace). Este robot, muy similar a Johnny 5 el protagonista de la película  “Cortocircuito”, es el único que queda en toda la Tierra. Wall-e se pasa todos los días recogiendo basura y convirtiéndola en pequeños cubos, los cuales va apilando hasta crear grandes estructuras en forma de edificios. Wall-e no es un robot cualquiera, ya que tiene una gran personalidad, una curiosidad insaciable, es alegre y divertido pero al pobre le falta algo. Varias veces aparece poniendo un video  en el que se ve a una pareja bailando que acaba cogiéndose de la mano. Esto es lo que más me sorprendió de la película                : a pesar de ser un robot,  sabe lo que son los sentimientos tales como la soledad y al finalizar la película, el amor. Cuando Wall-e conoce a Eva, una robot destinada a buscar vida en la Tierra, se enamora perdidamente de ella. Al principio ella lo ve como un enemigo, pero poco después se da cuenta de que es completamente inofensivo. Es en este punto de la película cuando Wall-e descubre como se siente al tener a alguien a su lado, con quien compartir muchas cosas. Hay un momento en el que Eva es devuelta a su planeta en una nave espacial, pero, Wall-e decidido a no dejarla escapar, se agarra con todas sus fuerzas hasta que llega a la nave principal donde viven todos los humanos. Una vez allí, Wall-e acompaña en todo momento a Eva para retomar su amistad. Juntos devuelven a los humanos a la Tierra, y acaban viviendo con ellos.

Ahora es cuando viene mi reflexión de toda la película. Os confesaré una cosa, pero no podéis decírsela a nadie… Casi lloré en una parte de la película; lo que ignoro es el porqué de aquel líquido que resbalaba tímidamente por mi mejilla. Puede que sea porque de alguna forma me sentía identificado con el personaje, o simplemente que entendía como se sentía y me imaginaba cómo lo pasaba en determinadas situaciones. Está claro que todo es ficción, pero los productores consiguieron llegar a mi corazón. A pesar de ser una película casi sin diálogos, han sido capaces de expresar sin ningún tipo de problemas cada uno de los sentimientos de Wall-e y también los de Eva. Así, donde yo quería llegar, lo que yo he visto y he sacado de este gran largometraje animado es lo siguiente: Wall-e a pesar de ser robot, es muy humano y se siente solo. Este sentimiento, cuando encuentra a Eva, desaparece automáticamente y se convierte en felicidad, complicidad y… algo nunca pensado en robótica… el sentimiento más complejo de todos… amor. De alguna forma los humanos es lo que buscamos en algún momento de nuestra vida. Llega un momento que sentimos que algo nos falta, que necesitamos a alguien con quien compartir lo aprendido, con quien explorar lo inexplorado, con quien hacer que las cosas más simples, sean las más preciosas. Durante toda la película podemos ver como Wall-e cuida de Eva cuando ella queda “desconectada”, también como es capaz de embarcarse en el viaje de su vida sin importar el peligro que corra, siempre y cuando esté con ese robot blanco de ojos azules que lo enamoró sin darse cuenta. Esto aplicado a los humanos nos da a entender que, cuando el amor nos llega, no sabemos lo que estaremos dispuestos a hacer por mantenernos al lado de esa persona.

Don’t worry Eve, I’ll take care of you...

No te preocupes Eva, yo cuidaré de ti...

 

Tras esta larga reflexión, si vosotros también habéis visto la película os invito a que dejéis vuestra opinión en los comentarios. Lo dicho, os invito a comentar y expresaros libremente, y así intercambiar opiniones ;)

 

Saludos, Jairo!

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

MaRc3* -

es mui bonita la peli :)
una parte ke me encanto fue cuando eva vio todo lo ke hizo wall-e por ella, la cuido la protegio, solo por ke le nacia hacerlo debido a el cariño ke le tenia, pero ella solo se entero de eso, unos instantes mas tarde, pero no tan tarde como para agradecer, lo ke "no vio" , todos los esfuerzos son recompenzados i algunos tardan en ser vistos.

en el intento de kererla el dejo todo lo ke tenia. Incluso cuando no estaba tan seguro de el cariño ke ella le tenia :)

mui buen articulo!!!

TQ !!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Israel -

¿Wall-e busca a Eva? .... y ¿Eva busca a Wall-e o prefiere al Wally el de la camiseta a rayas rojas?

GranduL -

Vaya tochaco...al igual me leo eso, esperaré a que saquen la peli y tal...:)

PD: Pole
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres